Psicólogo / Psicoterapia / Terapia de pareja / Consultorio virtual / Psicólogo Clínico / Medellín

Soy el faro en las tormentas de otros

Carlos Mario Vélez


¿Te sientes seguro? ¿con estabilidad? ¿con luz propia en medio de las oscuridades de otros?

¿Sientes estabilidad ante las oscilaciones que se te presentan? ¿firme? ¿Sólido?

.

O podrías estar pasando por algunas o varias de estas batallas:

.

Si tienes más para ocultar que para compartir

.

Si tienes más para evadir que para asumir

.

Si evitas hablar de lo que a solas piensas

.

Si actúas a espaldas de quienes te conocen

.

Si tienes ocultamientos soñando con que nadie se dará cuenta

.

Si buscas en terceros apoyos para irte contra quien amas

.

Si estás convencido de lo secundario y prescindible que eres para ti

.

Si trabajando mucho, te escondes de quienes te aman

.

Si te dedicas a conseguir para compensar lo poco que crees que vales

.

Si te escondes de ti mismo, aunque te sabes esperando lo peor

.

Consecuencias:

.

Todo esto te lleva a no llegarle a otros, a no estar, a que no te crean y a que no cuenten contigo.

.

Es necesario asumir la realidad primero para después descubrir como cambiarla.

.

¿Quién te comprende? ¿Qué tan listo estás para de verdad abrirte?


¿Te presientes con un extraño habitando en tu interior, una presencia que en el fondo temes reconocer?

.

REALIDAD:

Estás desconectado aunque crees que nadie te lo nota.

.

VERDAD:

El faro ayuda a identificar la tormenta oscura del terreno firme y sirve para orientar aunque del navegante depende usar esa luz para orientarse.


Diciembre 2020

Prioridades

Carlos Mario Vélez

Primero ser que aparecer

Expresarnos como somos antes que impresionar a otros

.

Primero individuo que pareja

Ser feliz y libre y después comprometido

.

Primero pareja que familia

Disfrutarse el uno al otro, luego tener hijos

.

Primero familia que sociedad

Sacar adelante a los nuestros antes de pretender salvar al mundo

.

Primero libertad que control

Soltar los hijos al pedir cuerda para explorar su vida

.

Primero el vulnerable que el antojo personal

Ser sensibles con quien lo necesita

.

Primero vida que sueños

Atender lo que la vida nos pide antes que lo que nosotros le pedimos

.

Primero profundo que superficial

Asumir nuestras creaciones inconscientes antes que nuestros antojos conscientes

.

Primero negativo que positivo

Atender y disolver nuestro negativismo antes que dedicarnos a las visualizaciones positivas

.

Primero verdad que fantasía

Asumir nuestras realidades personales antes que amoldarnos a teorías

.

Primero satisfacción que sacrificio

Sentirnos merecedores en lugar de víctimas sacrificadas

.

Primero amor que miedo

El amor pasa por nosotros antes de entregarlo a quien queremos

.

Primero las expectativas propias que las ajenas

Saber que queremos antes que estar sometidos y complacientes

.

Primero raíces que ramas

Conectarnos con nuestros ancestros y luego fortalecer nuestras relaciones

.

Primero sobrevivir que vivir

Satisfacer las necesidades y luego realizar potenciales

.

Primero consciencia propia que palabras ajenas

Escuchar nuestro corazón y luego escuchar a los otros

.

Primero Sanación que Servicio

Estar bien contigo mismo para servir a otros


Primero Individuo después Comunidad

Ser una persona íntegra para pertenecer a tu comunidad


Lo más esperanzador de nuestro mundo es encontrar personas menos dedicadas a guiarse por opiniones ajenas y más comprometidas con encontrar ese lugar interior en donde pueden descubrir las prioridades de su corazón.

En tu verdadero ser interior, en tu yo auténtico está la playa a la que llega el océano del Espíritu cuidándote con sus dones para que, a través de tu presencia, enriquezcas al mundo en que vives.

Carlos Mario Vélez

28 de noviembre 2020, Actualización


La comunicación en el matrimonio

Paul A. Goring

Conocí el caso real de una pareja matrimonial que por motivo de conflictos entre sí dejaron de hablarse durante varios años. Cuando uno de los dos quería transmitir algún mensaje al otro, solía decir a uno de los niños: "Dígale a su papa esto o aquello". En todo este tiempo no se dirigían la palabra directamente, pero tuvieron varios hijos más durante esa misma época.

Este caso es ejemplo de varios aspectos de la relación de deseo destacar aquí. El primer de estos aspectos es el de que toda conducta que transcurre en la presentación de otra persona es una comunicación. Los cónyuges del relato que acabo de contar, se equivocaron al creer que no se estaban comunicando por no hablarse. Los mensajes indirectos dirigidos a través de los niños, el mismo silencio entre ellos, la actividad sexual que engendró los hijos menores fueron conductas que comunicaban. De hecho en este caso se daba un continuo mensaje de hostilidad, además de los mensajes transmitidos por medio de los niños, que trataban los temas necesarios para realizar las transacciones cotidianas de la vida; se comunicaba también la sexualidad que no desapareció con el silencio mutuo. Toda conducta social es comunicación.

El segundo aspecto de la comunicación que quiero destacar es: cuando dos o más personas están juntas en el mismo lugar es imposible que no se comuniquen. Aún el silencio entre personas que ocupan el mismo ambiente es comunicación. Puede significar: "No quiero hablar contigo, déjame solo". "Hagamos el amor calladitos mientras los niños están dormidos". Si los dos están viendo televisión su silencio puede significar: "Este programa es interesante". En otras palabras, siempre que tú estás en presencia de tu cónyuge habrá alguna comunicación entre los dos, transmitida por la conducta verbal o no verbal de cada uno.

Lo anterior nos lleva a un tercer aspecto de la comunicación: La comunicación puede ser verbal o no verbal. Cuando dos o más personas están en proximidad física, su silencio no significa una ausencia de comunicación sino una comunicación no verbal. Los gestos, la expresión de la cara, la forma de la mirada, la postura corporal relajada o tensa, inclinada o erguida, dirigida hacia el compañero o en sentido contrario, todos estos detalles y muchos más transmiten mensajes que comunican una multitud de sutilezas.

El cuarto aspecto de la comunicación que se va a mencionar es que un mensaje transmitido por una persona tendrá efecto en la consiguiente respuesta de la otra. Si tu dices a tu cónyuge: "Te quiero", su respuesta obviamente tendrá un cariz diferente de lo que tendría si le dijeras: "Eres muy egoísta". Aquí podemos ver, que la relación estará determinada para bien o para mal por los mensajes que el uno dirige al otro. La comunicación de mensajes afectuosos, de aprecio y de estimación, tendrá efectos más deseables en la relación que mensajes de desplante o insultos.

El quinto y último aspecto general de la comunicación es consecuencia del anterior: si tan solo uno de los cónyuges cambia la naturaleza de sus comunicaciones, el otro cambiará la suya. Si tu has venido transmitiendo mensajes amargos de desprecio y de desplante, tu cónyuge va a defenderse correspondiendo con mensajes similares, formándose así entre los dos una relación destructiva. Pero si tu cambias tus comunicaciones en mensajes de ternura y aprecio tu cónyuge no seguirá respondiendo con mensajes amargos pues sería imposible para el mantener una postura de hostilidad y agresividad ante tu delicadeza persistente. De modo que si quieres que tu relación mejore no tienes que esperar hasta que tu cónyuge cambie. Con tal que tu cambies tus comunicaciones para hacerlas más constructivas, le haces más fácil a tu cónyuge cambiar las suyas como consecuencia. Es probable que éste sea el concepto más importante de toda esta presentación sobre la comunicación entre cónyuges.

Tomado de: Toro Maria Elena; Paul A. Goring; Germán Ochoa; Emilia Pulido; Rodrigo Montoya. LA VIDA DE LA PAREJA. Universidad de Antioquia, Bienestar Universitario. Orientación y consejería. 1982

Octubre 2020

Eligiendo Psicólogo

Tu apertura al buscar mi ayuda es sagrada.

Yo aspiro a ser una estrella en el firmamento

útil para orientarte en tus pasos

por el sendero que conduce a tu ser verdadero.

Carlos Mario Vélez

La elección de un psicólogo profesional es algo importante, es decir, es una decisión que trae consecuencias sobre tu comunicación, tu mentalidad; con esa persona tocarás los temas hacia los que te sientes sensible, interesado, motivado y afectado.

Con el profesional que vas a tener conversaciones confidenciales sobre tus motivaciones, intereses y necesidades es indispensable que sientas que estás en el mejor ambiente y esto significa receptividad para tu motivación y especialmente atención sensible para tus experiencias, tus vivencias y tu propia manera de ver tu realidad.

Lo ideal para ti es que encuentres una persona confiable, con abundante experiencia, con solidez amparada en su capacitación, en su formación; y te conviene mucho que se acompañe, el experto que has elegido, de flexibilidad, buen humor y claridad para ofrecerte reflexiones que tú encuentres valiosas y plenas de significado.

Acertando en la elección de la persona que será tu confidente esencial, al "copiarle" su propuesta de servicio y su estilo para conversar, podrás ver las cosas de maneras nuevas, alternas e interesantes para facilitarte oportunidades en tus aspiraciones de bienestar.

Tu apertura al buscar ayuda es sagrada y tu te mereces brindarte lo que sientes mejor, lo que te despierta confianza, lo que intuyes puede representar una oportunidad que te facilite el reto de poner tu experiencia en palabras y que te apoye en tu reinvención personal.

Con el acierto de haber encontrado a alguien en quien confías y a quien te agrada ver desempeñándose con acierto en su trabajo es que vas a encontrar lo que significa crecer, desarrollarte, mejorar y avanzar hacia tu bienestar.

A veces he captado la desorientación, la confusión y la carencia de criterios en personas que están viviendo el proceso de investigar, conseguir información y tomar la decisión de acercarse a un experto en los asuntos del corazón, de la mente y del comportamiento y la convivencia interpersonal.

A continuación me permito describir algunos aspectos que están implícitos, o surgen de forma explícita, en el proceso de contactar y desarrollar una relación con una persona que sirve a sus consultantes en el campo de la psicoterapia, la atención psicológica, bien sea a nivel individual o conyugal:

Es una comparación ficticia, a manera de reflexión. La idea es que tú reflexiones en cada aspecto y que consideres qué peso tiene para ti y en qué condiciones se encuentran los diferentes profesionales que han despertado tu interés:

Son Uno y Otro:

· ¿Novato o experto?

Uno: Lleva un año desempeñándose.

Otro: Lleva cuarenta años.

· ¿Aficionado o consagrado?

Uno: Atiende una o dos citas por semana por hobby.

Otro: Atiende veinte citas cada semana por consagración.

· ¿Incoherente o coherente?

Uno: Nunca ha buscado experiencias para formarse.

Otro: Ha tenido varias experiencias de formación personal.

· ¿Teórico o práctico?

Uno: Te impone sus teorías.

Otro: Escucha y entiende tus motivaciones.

· ¿Enmascarado o auténtico?

Uno: Se escuda en un rol profesional frío.

Otro: Se le siente una persona cálida.

· ¿Disperso o accesible?

Uno: Incierto para contar con él.

Otro: Fácil contactarle.

· ¿Figura pública o figura privada?

Uno: Experto en manejo de públicos.

Otro: Experto en comunicación privada.

· ¿Problemas o soluciones?

Uno: Se orienta a analizar problemas.

Otro: Se enfoca en vislumbrar soluciones.

· ¿Dependiente o independiente?

Uno: Incita a que le necesiten más y más.

Otro: Suelta a quien está listo para irse.

· ¿Dudoso o firme?

Uno: Titubeante, inseguro.

Otro: Sólido, seguro.

· ¿Manipulador o liberador?

Uno: Recluta. Es proselitista y amigo de conseguir seguidores.

Otro: Libera. Es personalista y afín con que tú liberes tu ser verdadero.

. ¿Heterónomo o autónomo?

Uno: Enseña a depender de aprobaciones externas, del que dirán.

Otro: Inspira a descubrir auto aprobación y lo que dice el corazón.


· ¿Desalentador o inspirador?

Uno: Limita. Transmite consciencia de limitaciones.

Otro: Transmite consciencia de ventajas y oportunidades.

Llegando al final de este artículo me pregunto: ¿Qué tan presentes están estas características en cualquier relación humana electiva? Relación humana electiva es aquella en la que dependes de tu decisión para iniciar, para continuar o para terminar. Yo digo que sí, que estas características también están en cualquier relación interpersonal. (están en el campo de las Relaciones humanas). Tu comunicación especialmente en las relaciones en que tú puedes elegir si continuar o interrumpir, depende de tu satisfacción y merece que tú reflexiones en como te sientes y en cómo nace en ti la motivación para perseverar o la fantasía de interrumpir.

Nadie es perfecto y es normal que las personas con quienes nos comunicamos presenten aspectos que facilitan y otros que dificultan la conversación. Cualquier relación es susceptible de ser mejorada, de tener cambios que permitan creciente confianza, apertura clara y creciente consciencia del sentido y de los beneficios que trae el conversar.

Carlos Mario Vélez

Septiembre 2020, Actualización.

Qué es Crecimiento Personal

Carlos Mario Vélez

Como Psicólogo Clínico con 45 años de experiencia en mi formación y 36 años de experiencia atendiendo las consultas de quienes han buscado mi ayuda comparto mi concepción del crecimiento personal.

Crecer es cambiar de estar pequeño a estar grande. Sin crecer eres un conjunto de semillas (potenciales) y crecido eres un conjunto de frutos (realizaciones).

En el camino de transformación de tener semillas (potenciales) a dar frutos (resultados) necesitas: nutrirte desde tus raíces (sanar tu procedencia), robustecer tu tronco (liberar tu identidad y tu presencia) y expandir tus ramas (tus relaciones). De tus ramas (en tu relación con otros) colgarán tus frutos (lo que creas, produces y ofreces) para servir a la vida.

Crecer es un movimiento inherente de la vida que va desde el mundo interior a la manifestación en tu realidad exterior. Los potenciales internos se transforman en realizaciones externas.

Crecer es evolucionar de ser concebido a nacer; ir de infantil a mayor y finalmente desde el estar aquí, pasar y trascender.

Es también evolucionar mental y emocionalmente.

Pasar de repetir lo infantil, automático e inconsciente a elegir lo adulto, autónomo y consciente.

Crecer es ir de pocas opciones a contar con mayor número de alternativas.

Cuando creces pasas de depender de otros a depender de ti; de estar aislado a estar abierto; de ser individual a pertenecer y participar en comunidad.

Crecer es evolucionar de sufrir a estar bien.

Creciendo sales de tu pequeñez para liberar tu grandeza.

Eres grande de verdad cuando siendo dueño de quien eres te gobiernas a ti mismo, eres el señor de lo que ocurre en ti y encuentras las fuerzas necesarias para reinventarte siendo el creador de tu mentalidad y de tu propia vida.

Crecimiento personal es pasar de estar esclavo de tus reacciones a ser libre con tus decisiones y tus intenciones.

Parte de crecer es soltarte de las pretensiones de autosuficiencia y arrogancia para abrirte a confiar, contar con la ayuda de otros, permitirte ser cuidado, merecer, y tomar los bienes que la vida te ofrece.

Así creciendo, en la reinvención de ti mismo, te capacitas para despertar, catalizar tu presente y ver tus oportunidades en la nueva normalidad.

Crecimiento y autocuidado son afines: de esperar a que otros se hagan cargo de ti, encuentras la fuerza interior para cuidar de ti y de lo que te corresponde asumiéndote responsable de lo que te toca, así lo sientas querido y deseado o te sientas destinado y elegido por la vida.


Crecido es quien pasa de reaccionar infantil a tener vocación.

Es quien escucha su vocación capacitándose y formándose.

Es quien formándose va comprometiéndose y va entregándose y a través de entregarse alcanza su consagración.


Consagración es ya dimensión de grandeza, cuando sirves para lo que era tu deber servir.

El crecido es grande, más que por ser superior comparado con lo que fue, es grande por ser quien es y por estar manifestando lo que sólo por sí mismo es; y por estar al servicio de lo que la Vida le asignó y le permitió.

Así grandeza personal es olvido de sí, aceptación de quien se es y realización del potencial que esperaba su manifestación al servicio de lo que tenía que ser.

Conclusión:

El crecimiento personal es el camino hacia el verdadero y único éxito en la vida: Convertirte en quien eres, disfrutando y amando siendo tú. Es disfrutar tu propia compañía, asumirte compañía para ti y para quienes te quieren.

#CrecimientoPersonal

Carlos Mario Vélez, Psicólogo

23 Septiembre 2020

¿Debes acercarte a nuestra ayuda?


La Exploración Del Mundo Interior

Incluye:

Mejoramiento personal

Ir de zombi a Despierto, dejar de actuar en modo automático y empezar a Actuar en modo autónomo; conocer los propios guiones mentales y Cambiar; Sanar rayones, Reconectarse con las raíces y aprovechar El poder del ahora.

Crecimiento personal

Evolucionar de la mentalidad dependiente, necesitada e intensa a encontrar el camino hacia la Independencia, la Voluntad propia y encontrar la Fluidez para vivir con lo que se tiene y Descubrir lo que se quiere. Resolver conflictos interiores para Encontrar armonía personal.

Desarrollo personal

Descubrirse Integro, Coherente, Auténtico y Abierto. Ir de potenciales a Realizaciones; de condicionarse con expectativas ajenas a Satisfacer las expectativas propias. En lugar de repetir lo pasado y obsoleto, empezar a Actualizar la propia identidad.

Bienestar Personal

Encontrar la fuerza interior para Estar. Encontrar el sentido de la propia presencia. Compartir con quienes se ama. Ocupar el propio lugar en este mundo. Aclarar y aceptar en dónde se está antes de Definir a dónde ir.


El nuevo nivel es para Atender tu mente, tu corazón, tus vínculos, tus proyectos y tus oportunidades.

El nuevo nivel es para

Aprender Conversando

a Mejorar, a Crecer, a Desarrollarse y a Estar-Bien en lo personal y lo conyugal

Carlos Mario Vélez, Psicólogo

Mayo 2020

¿Buscando tu lugar?

Comprendemos la experiencia de quienes se sienten con problemas para tener un lugar en la vida

Teme que le despidan de su actual trabajo?

Se siente escéptico para vincularse a una empresa?

En repetidas ocasiones se eleva, se distrae sin motivo aparente?

A pensado: que sentido tiene mi vida?

Tan contentos los demás y tan escéptico y desanimado usted?

Se siente con dificultades para socializar, involucrarse y comprometerse?

Le es difícil disfrutar las riquezas que le ha dado la vida: pareja? hijos?

Se ha sentido en oposición contra el mundo, algo como: yo contra ellos?

Se siente incrédulo, le es difícil tener fe en que una parte del universo es para usted?

A veces se ha sentido desamparado, como olvidado por el universo?

Le teme a la escasez? Le teme a la pobreza?

A veces se ha sentido como invisible, pasando desapercibido?

Le ha dado susto de morir joven? de ser matado? de tener un accidente?

Una y otra vez se siente fuera de lugar, como un ladrillo puesto en la mitad de un salón con piso de mármol?

Se siente inadecuado, como que sobra?

Le atrae lo ilícito, lo que lo pone en riesgo de persecución, juicio, sanción y cárcel?

Se siente más ausente que presente?

Pasa por su mente: lejos de donde estoy realizaré mis sueños?

Una y otra vez piensa: me tengo que ir?

En repetidas ocasiones llega a la circunstancia: lejos de mis raíces, de mi mundo están mis oportunidades?

Sanar por dentro el patrón de excluído facilita encontrar el propio lugar en la vida.

Carlos Mario Vélez, Psicólogo

Diciembre 2019

Ansiedad / Crisis de pánico / Depresión / Obsesiones